La Paradoja de los 6 hombres ciegos y un elefante: una reflexión en los proyectos BI

Hace tiempo publiqué en un blog con el que colaboro -Optimiza- la paradoja de los seis hombres ciegos y el elefante; en esa ocasión lo utilizaba para reflexionar sobre la necesidad de tener información antes de tomar decisiones, pero releyendolo creo que es muy pertinente si hablamos de metodologías y de la forma de abordar los proyectos de BI. Supongo que la conoceréis, pero por si acaso os la recuerdo:

“Un profesor, en clase de filosofía, se dirigió a sus alumnos: el rey de un lejano país había ido perdiendo vista, hasta que se quedó completamente ciego. No fiándose de que le engañaran los que veían, nombró asesores suyos a 6 ciegos de nacimiento.

Un día recibió en audiencia al enviado de un lejano y exótico país, el cual le dijo que le traía como obsequio seis magníficos elefantes, lo más preciado en su reino, como muestra de los deseos de amistad entre los dos reinos.

El rey, que nunca había visto un elefante ni oído hablar de ellos, pidió a uno de sus asesores que se lo describiera; acercándose al costado del primero, pasó las manos arriba y abajo y a los lados le dijo: “es una pared, majestad, rugosa y áspera en todo lo que abarcan mis brazos”

El monarca pidió al resto de sus asesores que describieran el resto de regalos; tocando una de las patas el segundo asesor la abarcó con sus brazos lo describió: “majestad, lo que os ha traído el emisario es un árbol de tronco fuerte”.

Repitió la petición al tercero de los asesores, el cual tocando uno de los colmillos se dirigió al monarca: “es una afilada lanza de punta cónica, majestad”

El cuarto se acercó al elefante por detrás,  y agarrando la cola del animal dijo: “señor, se trata de fuertes cuerdas, terminadas en flecos”

El quinto se acercó a su elefante y cogió la oreja, dirigiéndose al rey en estos términos: “parece un abanico, pero muy pesado y poco manejable, mi señor”

Finalmente, el último se acercó por delante y acertó a coger la trompa del elefante, el cual, se sacudió la presión de las manos, golpeando suavemente la cara del ciego. Este pegó un brinco hacia atrás y se dirigió al monarca: “majestad, es una serpiente y ha intentado atacarme cuando me he acercado.”

Enfadado, el rey hizo llamar al emisario del lejano reino y le dijo: “no entiendo a vuestro rey: como muestra de amistad me ofrece lanzas, muros y cuerdas para escalarlos, abanicos que no funcionan y árboles de los que tenemos millones en mi reino; y por último, camuflado en el último regalo, me envía una serpiente; ¡es la mayor ofensa que nunca nadie ha hecho a mi persona!”

Los proyectos de BI hechos a ciegas

La Paradoja del Elefante y los 6 hombres ciegos

Y diciendo esto, le ordenó que saliera de su reino y nunca más volviera a aparecer y, antes de que abandonara su presencia le entregó un cofre con piedras preciosas para que entregase a su señor.

El profesor se dirigió a sus alumnos: pensad la de veces que tomamos decisiones sin tener toda la información o basándonos en prejuicios e ideas preconcebidas; investigad las cosas, adquirir los conocimientos por vosotros mismos, no os baséis en lo que os cuenten ni en lo que digan los demás; así evitareis tomar decisiones que no sean vuestras.

¿Y por qué le envió un cofre con gemas, en lugar de cortarle la cabeza?, preguntó uno de los alumnos

Si no tenéis más remedio que tomar decisiones con lo que os cuenten, al menos no os cerréis las puertas con vuestras equivocaciones y dejad abiertas otras posibilidades para poder rectificar o corregir los errores.”

Una de fenómenos más habituales -y frustrantes- que me ha ocurrido cuando he llegado a una Organización para plantear soluciones de BI era lo que denominábamos “Situación de Tierra Quemada”: había habido un intento previo de montar un sistema de BI, pero ese sistema había resultado un fracaso. Las causas de ese fracaso podían ser múltiples: algunas técnicas (falta de respuesta, de rendimiento); otras conceptuales (no aportaban lo esperado); y otras de falta de uso en relación al coste (sistemas caros e infrautilizados).

Analizando la situación (en los casos en los que no se había enconado tanto el tema que te echaban sin darte oportunidad de intentar reconducir el tema), casi siempre se llegaba a la conclusión de que les habían vendido un sistema de BI sin preocuparse de su necesidad real: el vendedor se había preocupado de “soltarles” su producto y sus servicios, sin tener en cuenta qué necesitaban y la propia organización se había basado en lo que le decían como el rey de la paradoja: habían comprado un elefante sin saber si les servía para algo, sin saber como usarlo en su caso concreto, ni si era la mejor solución existente en el mercado.

Hemos insistido muchas veces en este blog: implantar un sistema de BI no es comprar la primera aplicación informática que nos pongan delante. Hay que cubrir una serie de pasos previos de manera obligatoria:

  • Hay que analizar la Necesidad: para qué lo queremos
  • Hay que analizar nuestras características como Organización: nuestra Cultura, como gestionamos
  • Hay que analizar cual es la mejor alternativa hoy y cual lo será en el futuro
  • Hay que hacer un plan de implantación de la nueva forma de gestionar, no solo de la implementación de la aplicación informática

Y estos pasos debe cubrirlos la propia organización destinataria…,  o un tercero independiente (si no hay más remedio)…, pero dejar que sea un tercero quien aconseje y venda la solución…, lo más fácil es que terminéis comprando un elefante para tenerlo en el jardín de vuestra Organización

Y si, por el motivo que sea no podéis hacer el proceso de una manera lógica y vais a fiaros como el rey de la paradoja de lo que os “vendan” los terceros, al menos, no os cerréis las puertas: realizar un proceso que os permita rectificar y no condenar a la Organización a una travesía en la que los sistemas de ayuda a la gestión hayan quedado proscritos

Esta entrada fue publicada en Decisiones, Decisones de Negocio, Errores en la Toma de Decisiones, Gestión, Implantación BI, Implantación de un Sistema de BI, Metodología BI, Metodología Business Intelligence, Tecnología para la Toma de Decisiones, Toma de Decisiones, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s